ÁNGEL TOMÁS GONZÁLEZ / La Habana
AITOR HERNÁNDEZ-MORALES / Madrid

El régimen exige a las activistas que anuncien sus marchas con 72 horas de antelación

 

El semáforo de la tolerancia del Gobierno cubano está en rojo. Tras siete años de tensa coexistencia con la oposición pacífica de las Damas de Blanco, las autoridades castristas intentan poner fin a las marchas dominicales del colectivo de familiares de disidentes encarcelados, mediante una nueva serie de medidas oficialistas, respaldadas físicamente por quienes apoyan al régimen.
El hecho que puso en evidencia esta nueva táctica del Gobierno ocurrió ayer, madrugada hora española, cuando un grupo de nueve damas fue bloqueado por casi un centenar de partidarios del régimen al terminar la misa en la iglesia de Santa Rita. Las disidentes intentaban manifestarse silenciosamente por el bulevar de la Quinta Avenida, cumpliendo su rutina semanal desde la detención de 75 opositores en marzo del 2003.
«Al salir de misa nos estaban esperando unos agentes de la Seguridad del Estado», relata la activista Berta Soler. «Uno de ellos nos pidió un permiso, que decían que teníamos que haber solicitado en la comisaría con al menos 72 horas de antelación de la protesta. Nosotros le solicitamos a él, en cambio, algún documento que justificara la existencia de dicha regulación. Fue entonces cuando el oficial dio la orden para que mandaran la turba».
Las nueve Damas de Blanco quedaron literalmente encerradas por el bloque de contramanifestantes durante unas tres horas. «Unas 90 personas nos rodearon», confirma Alejandrina García, otra dama que sufrió el hostigamiento. «Nos rodearon y nos intentaban impedir la posibilidad de movernos. Un oficial les animaba y gritaba: '¡Hay que apretarlas para que sientan el calor revolucionario!'».
«Casi no podíamos respirar, y me seguían llamando obscenidades», denuncia Soler. «Me insultaban por ser mulata, y me llamaron 'chiva negra' y 'esclava asquerosa'».
Agentes de la Seguridad del Estado, finalmente, desviaron un autobús público que transitaba por calles aledañas y forzaron a las seis Damas de Blanco a subir al vehículo que venía ocupado por pasajeros.
Pese a las nuevas medidas -que las activistas dicen que no reconocerán hasta que se les muestre la ley que las ampare- y la probabilidad de adicionales agresiones por parte del régimen en el futuro, el colectivo dice que el próximo domingo se manifestará de nuevo. «¿Cómo no?», pregunta García. «Continuaremos reuniéndonos para hacer oración y caminar, como es nuestro derecho».
«No sabemos quién manda en Cuba, y si la nueva ola de represión es cosa de Raúl Castro o Ramiro Valdés, pero lo que sí sabemos es que el régimen nos tiene miedo. La gente en las provincias nos apoya. Resistiremos los ataques -siempre pacíficamente- porque es lo único que podemos hacer, y porque está teniendo resultado», concluye García.

Buscar

Opinión

Europa inventa un santuario

De todos los panegíricos, hagiografías, opiniones, críticas, comentarios y vaticinios que he leído en los últimos días sobre la muerte de Fidel Castro y el porvenir que le espera a Cuba detrás de la roca donde lo enterraron, me quedo con una observación que hizo enseguida Berta Soler en La Habana: “Aquí no cambia nada. La buena noticia es que tenemos un dictador menos porque Raúl es un dictador igual que Fidel”.

A la portavoz de las Damas de Blanco la asisten, a la hora de hablar del tema, quince años de experiencia de batallas en la calle y el sueño de los cambios reales y la libertad de su país, compartido con todos los grupos de la oposición pacífica, el periodismo independiente y los artistas libres.

La señora Soler y las mujeres cubanas que representa tienen ese solo compromiso y, en ese camino, han recibido siempre la violencia de la represión, golpizas arrestos, insultos, mítines de repudio, allanamientos de sus viviendas y persecución a la familia.

Leer más...

Derechos Humanos

Informe semanal de represión contra el Movimiento Damas de Blanco, 8 de enero de 2017

103 Damas de Blanco salieron a las calles en distintas provincias del país con el objetivo de participar en la Misa, marcha dominical y en otras calles del país, en la campaña #Todos Marchamos por la libertad de los presos políticos. Resultaron arrestadas 71 damas de blanco antes de Misa debido a los fuertes operativos montados en los alrededores de las iglesias de las provincias donde existen delegaciones y en las viviendas de las damas de blanco.   

La sede nacional es sitiada desde el día 6 de enero con el objetivo de no dejar agruparse para impedir efectuar la entrega de juguetes a niños de la comunidad de la sede nacional, la llegada a la Misa dominical en la iglesia Santa Rita de Casia, y ejercer nuestras libertades. Los operativos son dirigidos por el gobierno cubano, operando estos arrestos el Departamento de Seguridad del Estado (DSE) y la Policía Nacional Revolucionaria (PNR). Pudieron asistir 32 mujeres en toda la isla.

[Continuar leyendo Informe en formato PDF]

Vídeos recientes

'Yo soy Fidel', gritan las turbas castristas que confrontan a las Damas de Blanco

Berta Soler Speaks Out About State-Sponsored Violence Against Activists

The World Movement for Democracy recently interviewed, Berta Soler, leader of the Ladies in White, about the struggles and triumphs of being an activist in Cuba. The Ladies in White –mothers, wives and relatives protesting on behalf of political prisoners – are frequently targets of state-sponsored violence in Cuba. Cuban authorities often arrest, and physically assault the peaceful activists during their weekly Sunday marches. Despite the government’s brutality, the Ladies in White have continued to march on, garnering support from the international community, and inspiring Cuban activists to fight for democracy. 

Ellos esperan por ti

Vídeos Damas de Blanco