ÁNGEL TOMÁS GONZÁLEZ / La Habana
AITOR HERNÁNDEZ-MORALES / Madrid

El régimen exige a las activistas que anuncien sus marchas con 72 horas de antelación

 

El semáforo de la tolerancia del Gobierno cubano está en rojo. Tras siete años de tensa coexistencia con la oposición pacífica de las Damas de Blanco, las autoridades castristas intentan poner fin a las marchas dominicales del colectivo de familiares de disidentes encarcelados, mediante una nueva serie de medidas oficialistas, respaldadas físicamente por quienes apoyan al régimen.
El hecho que puso en evidencia esta nueva táctica del Gobierno ocurrió ayer, madrugada hora española, cuando un grupo de nueve damas fue bloqueado por casi un centenar de partidarios del régimen al terminar la misa en la iglesia de Santa Rita. Las disidentes intentaban manifestarse silenciosamente por el bulevar de la Quinta Avenida, cumpliendo su rutina semanal desde la detención de 75 opositores en marzo del 2003.
«Al salir de misa nos estaban esperando unos agentes de la Seguridad del Estado», relata la activista Berta Soler. «Uno de ellos nos pidió un permiso, que decían que teníamos que haber solicitado en la comisaría con al menos 72 horas de antelación de la protesta. Nosotros le solicitamos a él, en cambio, algún documento que justificara la existencia de dicha regulación. Fue entonces cuando el oficial dio la orden para que mandaran la turba».
Las nueve Damas de Blanco quedaron literalmente encerradas por el bloque de contramanifestantes durante unas tres horas. «Unas 90 personas nos rodearon», confirma Alejandrina García, otra dama que sufrió el hostigamiento. «Nos rodearon y nos intentaban impedir la posibilidad de movernos. Un oficial les animaba y gritaba: '¡Hay que apretarlas para que sientan el calor revolucionario!'».
«Casi no podíamos respirar, y me seguían llamando obscenidades», denuncia Soler. «Me insultaban por ser mulata, y me llamaron 'chiva negra' y 'esclava asquerosa'».
Agentes de la Seguridad del Estado, finalmente, desviaron un autobús público que transitaba por calles aledañas y forzaron a las seis Damas de Blanco a subir al vehículo que venía ocupado por pasajeros.
Pese a las nuevas medidas -que las activistas dicen que no reconocerán hasta que se les muestre la ley que las ampare- y la probabilidad de adicionales agresiones por parte del régimen en el futuro, el colectivo dice que el próximo domingo se manifestará de nuevo. «¿Cómo no?», pregunta García. «Continuaremos reuniéndonos para hacer oración y caminar, como es nuestro derecho».
«No sabemos quién manda en Cuba, y si la nueva ola de represión es cosa de Raúl Castro o Ramiro Valdés, pero lo que sí sabemos es que el régimen nos tiene miedo. La gente en las provincias nos apoya. Resistiremos los ataques -siempre pacíficamente- porque es lo único que podemos hacer, y porque está teniendo resultado», concluye García.

Buscar

Opinión

Piden a Rajoy que Margallo se reúna con disidentes en Cuba

La Fundación Hispano Cubana ha remitido una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la que le pide que, en la próxima visita que, a partir del día 23, hará a Cuba el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, se reúna con disidentes anticastristas que viven en la isla.

[ Leer carta en formato PDF ]

Derechos Humanos

Informe Semanal del Movimiento Damas de Blanco (25 de noviembre, 2014)

Un total de 200 mujeres miembro de movimiento Damas de Blanco salieron este domingo 23 de Noviembre a la calle en distintas localidades del país para participar en misa. 20 de ellas fueron arrestadas y lograron participar en misa 180.

La asistencia se comportó de la siguiente manera:

Leer más...

Vídeos recientes

Laura Pollán vive

Marcha 602 de las Damas de Blanco

Damas de Blanco fijan posición sobre Alan Gross y el embargo

Berta Soler, líder de las Damas de Blanco: "Si el Gobierno estadounidense levanta las restricciones o las suaviza, le dará oxígeno al Gobierno cubano para fortalecer y equipar su maquinaria represiva contra el pueblo de Cuba y los activistas de derechos humanos".

Leer más...

Vídeos Damas de Blanco