All for Joomla All for Webmasters

Honran a “Damas de Blanco” en el Congreso

98556_1Publicado el 04-28-2010

Lincoln Díaz-Balart: sufren tácticas del gangsterismo de los Castro
Por Sergio Boffelli
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Servicios Informativos DLA


El congresista Lincoln Díaz-Balart (R-FL) tomó la palabra la noche del martes ante la Cámara de Representantes de Estados Unidos, a favor de la Damas de Blanco, esposas, madres, hijas y familiares de los 75 detenidos por el gobierno cubano en marzo del 2003, y que son agredidas en Cuba por simpatizantes de los hermanos Castro y oficiales de la policía y la Seguridad del Estado, cada vez que intentan manifestarse.

La detención de los 75 opositores, en lo que se conoce como la Primavera Negra, es una sobra sobre el gobierno cubano, que niega tener presos políticos.

Las Damas de Blanco no ceden en sus protestas, y cada vez que son agredidas, las fotografías y videos recorren el mundo y generan rechazo hacia las autoridades cubanas. 

Díaz-Balart dijo ante la Cámara que “los 75 presos políticos cubanos que hace siete años se unieron a los miles de otros que están en las ergástulas de Cuba, debido a sus creencias políticas o por “delitos” que solamente son “delitos” en un país brutalmente oprimido por un régimen totalitario de gángsters”, agregando categóricamente que “Fidel Castro ha sido un gángster desde que era un delincuente juvenil. Él se hizo comunista para darle un ropaje ideológico a su gangsterismo.”

Las duras palabras de Díaz-Balart fueron seguidas de una explicación detallada de cómo son avasalladas las mujeres organizadas en las Damas de Blanco, que “sufren las tácticas del gangsterismo de los Castro diariamente”, y que “cuando han ido a la iglesia en La Habana para orar por sus familiares presos, los porristas han actuado con mayor violencia” y que protegidos por agentes de la Seguridad del Estado, los porristas vestidos de civiles les han escupido y cometido actos de violencia, entre las que mencionó a Laura Pollán, Bertha Soler, Reina Tamayo, Julia Esther Núñez, Asunción Carrillo, Loida Valdez, Laura María Labrada, y las otras Damas de Blanco.

Díaz-Balart entregó una carta enviada por Blanca Reyes Castañón y Yolanda Huerga, representantes de las Damas de Blanco fuera de Cuba, pidiendo apoyo de líderes de la comunidad internacional para su lucha, y por los derechos humanos y la libertad.

Díaz-Balart también denunció que el domingo pasado las Damas de Blanco fueron rodeadas y sometidas a 7 horas de insultos y agresiones físicas, además de “abominables insultos y grotescos gestos sexuales, escandalosos gritos, consignas comunistas y violencia”, y que “como los presos políticos que ellas defienden, las Damas de Blanco representan la verdadera Cuba. Ellas personifican la decencia, el patriotismo, y el amor de la verdadera Cuba. No el odio grotesco y pervertido, la envidia y la perfidia de los Castro y su régimen gangsteril”.