All for Joomla All for Webmasters

Discurso de agradecimiento de las Damas de Blanco

Wroclaw – 7 de Octubre de 2010

Discurso pronunciado por Blanca Reyes en la entrega del premio de la Libertad del Consejo Atlántico en nombre de todas las Damas de Blanco

"En primer lugar, quiero agradecer el Consejo Atlántico de los Estados Unidos y a su Presidente, Fred Kempe, el otorgamiento de este premio, así como al Sr. Powel Swieboda, Presidente de la Organización Demos Europa.

Es para nosotras un honor compartir esta noche el premio con  Jerzy Buzek, Alexander Kwasniaswki y Javier Solana que tanto han trabajado en la búsqueda de la concordia, la libertad y la democracia.

Estimados Amigos:

Las Damas de Blanco, asociación de familiares de los prisioneros políticos de la llamada Primavera Negra de Cuba, viene hoy conmovida y llena de gratitud a Polonia, a recibir este premio del Consejo Atlántico de la Libertad y trae un mensaje de respeto y  cercanía para los amigos que pensaron en su batalla de casi una década por la liberación de sus seres queridos. El saludo fraterno y la gratitud por la solidaridad hacen el viaje directamente desde La Habana, donde Laura Pollán, Berta Soler, Loida Valdés y otras mujeres cubanas siguen día a día el trabajo para que sean libres los prisioneros del grupo de los 75 que aún se mantienen en las cárceles y porque regresen a sus casas todos los hombres que en nuestra isla están encarcelados por luchar pacíficamente por la democracia, por pensar diferente al grupo político que gobierna hace más de medio siglo.

También viene un recado de afecto y reconocimiento desde España. En aquella geografía están ahora las esposas, las hermanas, las madres y las hijas de unos 40 ex presos políticos que han sido deportados en los últimos meses.  La alegría por verlos fuera de las celdas y de los peligros de la prisión no impide que se perciba con amargura un trámite que les ha dado la posibilidad de ser libres sólo fuera del país al que aman y por el que seguirán en la lucha, después de dejar 7 años y medio de sus vidas en las cárceles de la dictadura.

Las Damas de Blanco tienen ahora el desafío de alcanzar que los presos condenados en el 2003, negados a abandonar su país, en ese proceso de deportaciones, puedan permanecer libres en Cuba y ejercer el derecho de actuar y pensar de acuerdo a su soberanía individual. La Asociación rechaza que esos hombres salgan de las galeras bajo el signo de una licencia extrapenal, porque esa es una figura que le permite a los carceleros tener un control absoluto sobre lo prisioneros aunque se les permita regresar a sus residencias.

Por otra parte la Asociación trabaja a favor de la liberación de todos los ciudadanos que hayan sido condenados por promover la democracia y los cambios.  En La Habana las Damas de Blanco han expresado su decisión de continuar sus desfiles por las calles y sus oraciones mientras quede en prisión un solo preso político.

En esta agenda está, además la voluntad de trabajar por eliminar las leyes espurias que le permiten a los gobernantes hacer que regresen a las prisiones, o realizar otra redada masiva y condenar a los hombres y mujeres pacíficas a penas de hasta 28 años de cárcel, como pasó en 2003.

Amigos y amigas, estos últimos meses de la primera década del siglo XXI tendrán en la historia de la libertad de nuestro país un símbolo en las marchas de las Damas de Blanco en las calles de Cuba, los linchamientos verbales, las golpizas a que fueron sometidas. El gesto generoso del prisionero político Orlando Zapata Tamayo, la imagen de dolor y firmeza de su madre Reyna Luisa Tamayo y la prolongada huelga de hambre y sed del periodista Guillermo Fariñas.

Estos episodios de entrega y valor, el respaldo del exilio cubano de todos los tiempos, y la solidaridad invariable y honda de los verdaderos demócratas, como ustedes, hicieron que se abrieran las rejas de los presos políticos y harán también que se abran las de los que faltan y ayudarán a que la libertad llegue un día para todos.

Otra vez, muchas gracias por su mano tendida, por el abrazo en los momentos difíciles y por este espacio donde la palabra amistad tiene una resonancia poderosa".

Muchas gracias.

Blanca Reyes