All for Joomla All for Webmasters

Cuba va del 'estancamiento al caos' sin una apertura

Por Isabel Sánchez (AFP, La Habana)

El gobierno de Cuba liberó el sábado a Arnaldo Ramos, el primer excarcelado del grupo de presos políticos que rechaza el exilio, quien continuará en la isla su "lucha por la democracia'', afirmó.

"Me dijeron que la libertad es incondicional. Y yo no acepto ninguna otra cosa, no le debo nada a nadie. Me quedo y seguiré mi actividad política, mi lucha por la democracia'', aseguró Ramos, junto a su esposa Lidia Lima, en la sala de su casa del popular barrio Centro Habana.

Ramos amplió que Cuba irá "del estancamiento al caos'', si el gobierno de Raúl Castro no aplica una "verdadera apertura económica'' y "política''.

"No veo nada serio (...) no creo que se esté haciendo nada que pueda cambiar la situación. Se va a pasar del estancamiento al caos si no hay al menos una verdadera apertura económica, aunque debiera también ser política'', subrayó Ramos, quien tras ser liberado acudió a misa el domingo en el oeste de La Habana.

"Hasta que no haya una apertura franca, no creo que se esté haciendo nada que pueda cambiar la situación de estancamiento que hay actualmente'', añadió el disidente, fundador y subdirector del ilegal Instituto Cubano de Economistas Independientes, que dirige la opositora Martha Beatriz Roque.

Ramos era uno de los 13 opositores que el gobierno ha mantenido en la cárcel, pese a que el 7 de noviembre expiró el plazo en que prometió completar la excarcelación de 52 presos que quedaban en prisión de los 75 arrestados en el 2003, considerados prisioneros de conciencia por Amnistía Internacional.

Con Ramos, suman 40 los liberados del grupo de los 52, 39 de los cuales ya habían sido excarcelados desde julio tras aceptar emigrar a España.

Según Ramos, Luis Ferrer, uno de los 12 presos políticos aún encarcelados, finalmente habría cambiado de opinión y aceptaría viajar a España, luego de que las autoridades autorizaron que su vivienda quedara en poder de unos familiares.

Ferrer, quien estaba preso en la ciudad de Santiago de Cuba, en el oriente de la isla, "está siendo trasladado [por las autoridades] en estos momentos hacia La Habana, para luego viajar a España'', confirmó el opositor Elizardo Sánchez, quien preside la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos (CCDHRC).

Ramos, economista de 68 años y sentenciado a 18 años de prisión, afirmó que es ‘‘normal'' que quiera permanecer en su país y consideró una presión el hecho de que el gobierno haya dejado "hasta el último momento en prisión'' a los que se niegan al exilio.

El opositor, quien recibió "licencia extrapenal por razones humanitarias'', es el de de mayor edad del grupo de los 75 y miembro de la disidente Asamblea para Promover la Sociedad Civil.

Es fundador del ilegal Instituto Cubano de Economistas Independientes, que dirige la disidente Marta Beatriz Roque, única mujer de los 75, excarcelada en el 2004 por problemas de salud.

"Decidimos quedarnos en nuestro país, no emigrar. Somos personas mayores y no podemos empezar una nueva vida en otra parte'', comentó Lima, médica jubilada de 70 años.

La liberación ocurrió un día después de que Ortega ratificara a las Damas de Blanco, esposas de los presos políticos, el compromiso del gobierno de completar las liberaciones y les pidió "tener fe'' y "esperar con tranquilidad''.

"Me siento feliz, no es mi marido pero Arnaldo es como de nuestra familia. Seguiremos luchando por la liberación de todos ellos, es una nueva etapa'', declaró a la AFP Bertha Soler, una de las líderes de las Damas de Blanco y cuyo esposo Angel Moya es de los presos que rechaza el exilio.

La reunión con el cardenal se produjo un día después de que las Damas de Blanco se reunieran con el nuncio apostólico Giovanni Angelo Becciu para, a través suyo, pedirle al Papa Benedicto XVI que intercediera por los presos políticos.

"Vimos frenado el proceso, pero gracias a la perseverancia ya tenemos libre al primero de los que se quieren quedar, esto va a continuar, estamos esperanzadas en que los otros van a ser liberados'', agregó Soler.

Otro de los 13, Diosdado González, se declaró el lunes en huelga de hambre por el incumplimiento del plazo, pero desistió a las 48 horas, luego de que un oficial de la seguridad le comunicara que serán liberados en un lapso de entre 15 días a un mes.

La oposición ha criticado que mientras seguían encarcelados esos 13 presos políticos, el gobierno autorizó la liberación de 14 acusados de delitos como piratería y terrorismo.

La disidencia sostiene que el gobierno pretende "desprestigiar'' a la oposición incluyendo casos en los que medió violencia y "desmantelarla'' enviando al exilio a los liberados.

El gobierno considera a los opositores cubanos, incluidas a las Damas de Blanco, ‘‘mercenarios'' de Washington y asegura que no existen presos políticos, sino encarcelados por atentar contra la seguridad del Estado.