beso de la pazbeso de la paz


Integrantes de una peregrinación que partió de La Habana les expresaron que continuarían orando “para que las Damas de Blanco se respeten en Cuba”

LA HABANA. (RM)- Las 29 Damas de Blanco que lograron asistir este domingo al Santuario Nacional del Cobre en la oriental provincia de Santiago de Cuba recibieron el beso de la paz por parte de todos los asistentes a la congregación, explicó a Radio Martí la miembro de esa organización, Karina Quintana.

“Nos sentimos orgullosas porque había una peregrinación de La Habana y todo el mundo cuando se fue a dar el beso de la paz nos saludaron en un gesto de buena voluntad”, agregó Quintana.

Una de las participantes se dirigió a las Damas de Blanco para que pidieran por la unión del pueblo cubano mientras otras les manifestaban su apoyo porque “estaban seguras de que íbamos a triunfar algún día”.

Según refiere la fuente varios asistentes a la misa de este domingo en el Cobre les expresaron que continuarían orando “para que las Damas de Blanco se respeten en Cuba”.

La entrevistada agregó que no se reportaron incidentes violentos ni ningún acto de “represión”. “Vinieron, contaron, miraron pero hasta ahí”, dijo Quintana acostumbrada a los actos de repudio y asedio por parte de las fuerzas del régimen.

Además de la observación a distancia, la policía también retiró los tradicionales puntos de control donde requisaban todos los vehículos para no permitirles la entrada a las Damas de Blanco al Cobre.

Previo a la retirada de la policía de los puntos de control, las Damas de Blanco tenían que atravesar por el monte para orar y pedir por la libertad de la isla.




Buscar

Opinión

Cinismo y prensa libre en Cuba

Para quienes observan sin lentes oscuros o cristales graduados la realidad cubana los cambios que se aprecian dentro de la isla en el universo de la libertad de expresión tienen que ver con fuerzas ajenas a la voluntad del régimen. Hablo del paso implacable del tiempo, los avances de la ciencia y la tecnología y la acción directa de la sociedad civil.

Los funcionarios policiales, represores primitivos del periodismo independiente que surgió en la década de los 90 del siglo pasado, se han visto obligados a darle un giro a su trabajo. Ya no hacen nada con confiscar máquinas de escribir, fax, ordenadores, hojas en blanco, bolígrafos chinos o con meter a unos cuantos en las celdas de castigo.

No, esos métodos son inútiles. Ahora tienen que evitar que los profesionales de las comunicaciones, periodistas y blogueros, puedan acceder a Internet. Y, lo que es más grave, ellos y sus jefes deben trabajar las 24 horas del día y censurar a degüello los medios libres que entran a Cuba por esa vía para que la población no sepa nada del mundo que la magia de los satélites puede deslizar de San Antonio a Maisí.

Nada de esto quiere decir que se haya desechado definitivamente el asalto a las viviendas de los periodistas y blogueros, el robo de instrumentos de trabajo y las golpizas, ni que se haya descartado el persuasivo candado chino de los calabozos. Se trata de que la prioridad es la batalla para de que los comunicadores no utilicen Internet para hacer su trabajo y que los ciudadanos sigan presos en las historias de los panfletos oficiales.

Otro asunto difícil para la policía es que los reportajes, artículos de opinión y piezas noticiosas que escribe el periodismo alternativo aparece en cualquier punto del país porque es un movimiento que crece, se arraiga, se hace más profesional y está formado por una mayoría de jóvenes preparados para contar la vida diaria sin anestesia y con habilidades también para sortear las trampas de la policía.

El lenguaje directo y abierto de esos periodistas y la manera de abordar los temas que realmente tienen interés tanto dentro como fuera de la Isla, los distancia obviamente de la cantaleta de los escribidores gubernamentales que deben poner en formatos periodísticos el discurso muerto del socialismo.

Con todo este panorama delante me gusta releer al maestro Ryzard Kapusciski (1932- 2007), autor del libro Los cínicos no sirven para este oficio.

El gran comunicador polaco, que sobrevivió a 27 revoluciones, reportó desde 12 frentes de guerra y fue condenado a muerte cuatro veces, pensaba así de su trabajo: “El verdadero periodismo es intencional, a saber: aquel que se fija un objetivo y que intenta provocar algún tipo de cambio. No hay otro periodismo posible. Hablo obviamente del buen periodismo”.

[En El Nuevo Herald]

Derechos Humanos

Informe semanal de represión contra el Movimiento Damas de Blanco, 4 de septiembre de 2016

103 Damas de Blanco salieron a las calles en distintas provincias del país con el objetivo de participar en la Misa, marcha dominical en la 5ta Avenida y en otras calles del país, y en la campaña #TodosMarchamos por la libertad de los presos políticos. Resultaron arrestadas 76 Damas de Blanco antes de misa debido a los fuertes operativos montados en los alrededores de las iglesias de las provincias donde existen delegaciones y en las viviendas de Damas de Blanco dirigidos por el gobierno cubano, pudieron asistir a misa 27 mujeres en toda la isla.

En la Habana y en las provincias donde existen delegaciones, el gobierno cubano se ha encargado de reducir al máximo la participación de Damas de Blanco y Activistas de Derechos Humanos de diferentes organizaciones en Misa y en otras actividades por la libertad de todos los presos políticos y exigiendo el respeto a los Derechos Humanos en Cuba. Este es el 70 domingo de represión, golpizas y arrestos arbitrarios por parte del Departamento de Seguridad del Estado (DSE) y 69 contra laCampaña #TodosMarchamos, de resistencia y perseverancia por parte de Damas de Blanco y Activistas de Derechos Humanos (DDHH) en la Isla. Además, desde el jueves la Sede Nacional del Movimiento se encontraba sitiada siendo arrestadas varias mujeres por intentar entrar a la misma y algunas liberadas hasta el domingo. 

[Continuar en formato PDF]

Vídeos recientes

Berta Soler Speaks Out About State-Sponsored Violence Against Activists

The World Movement for Democracy recently interviewed, Berta Soler, leader of the Ladies in White, about the struggles and triumphs of being an activist in Cuba. The Ladies in White –mothers, wives and relatives protesting on behalf of political prisoners – are frequently targets of state-sponsored violence in Cuba. Cuban authorities often arrest, and physically assault the peaceful activists during their weekly Sunday marches. Despite the government’s brutality, the Ladies in White have continued to march on, garnering support from the international community, and inspiring Cuban activists to fight for democracy. 

Ellos esperan por ti

53 domingo represivo contra #TodosMarchamos

Vídeos Damas de Blanco