All for Joomla All for Webmasters

Misas, policías y el aniversario de Zapata

tamayo-reina_100324(Radio Martí, 06/02/11) - La Dama de Blanco, Reina Luisa Tamayo, no asistió a misa este domingo en la ciudad de Banes, Holguín, debido a la presencia policial cerca de su hogar. Desde hace varias semanas no ha podido cumplir con su meta de acudir a la Iglesia de la Caridad y visitar la tumba de su hijo, el fallecido preso político Orlando Zapata Tamayo, quien murió el 23 de febrero del año pasado tras una larga huelga de hambre.
Audio audio-icon
Al acercarse el aniversario, Reina Luisa teme que las autoridades comunistas no permitan que realice las tradicionales actividades de las Damas de Blanco, o sea, asistir a misa para orar y marchar en silencio con gladiolos en la mano para pedir la liberación de los presos políticos, particularmente los que fueron detenidos durante la Primavera Negra del 2003.
Reina Luisa dijo que cada día son más los agentes de la Seguridad del Estado, y que muchos de ellos están posicionados en el policlínico comunitario, tratando de intimidar con su mera presencia y como si ella y sus colegas fueran asesinos.
Organizaciones civilistas como Amnistía Internacional han pedido al gobierno comunista del general Raúl Castro que respete el derecho de Reina Luisa de visitar la tumba de su hijo, pues es una actividad pacífica y familiar. El año pasado, Amnistía emitió una Acción Urgente para denunciar el acoso que sufre la Dama de Blanco en Banes.
El portavoz de Amnistía, Mateo De Veliz, ha dicho a Radio Martí que han pedido a las autoridades comunistas que también pongan fin al acoso a los familiares y amigos de Reina Luisa que la apoyan en su quehacer patriótico.
La Sociedad Internacional de Derechos Humanos, con sede en Berlín, considera que el acoso contra Reina Luisa es el colmo de la esencia represiva de la dictadura cubana.
Reina Luisa, tras denunciar la situación que vive en Banes, manifestó su solidaridad con Alejandrina García de la Riva, la Dama de Blanco que realiza una huelga de hambre en Perico, Matanzas, para exigir la liberación de su esposo, Diosdado González Marrero, opositor del Partido Paz, Amor y Libertad, quien fue arrestado hace más de siete años, en la Primavera Negra del 2003.
Entretanto, las Damas de Blanco en La Habana asistieron a misa en la Iglesia de Santa Rita y desfilaron en silencio por la Quinta Avenida de Miramar este domingo. Pidieron la liberación de los presos políticos y celebraron la liberación de Guido Sigler Amaya, quien se encuentra en su hogar en Pedro Betancourt, Matanzas, tras haber salido de la cárcel el pasado viernes.